Joan edukira

Rompiendo la invisibilidad y el silencio

28 Maiatza, 2012

Compartimos este post de Fernando de la Riva que escribió hace unas semanas en su blog “Memoria del Futuro Imperfecto” Nos cuenta un proyecto colaborativo en el que varias personas “sin hogar” comparten sensaciones, experiencias, denuncias,… No os lo perdais creo que apunta algunas ideas muy interesantes para replicar en proyectos similares. Gracias Fernando.

(Contaremos con fernando en la siguiente edición formativa del proyecto elkartekintza)
Ya he contado aquí alguna vez que tengo un grupo de amiguetes de los llamados “personas sin hogar”, hombres -como la mayoría de quienes están en esa situación- que llevan en su equipaje vital la dura experiencia de vivir o haber vivido en la calle.
Las suyas raramente son románticas historias de vagabundos.
Su historia es, frecuentemente, de alcohol, drogas, cárceles… y, sobre todo, de rechazo, de pérdidas, de soledad.
Casi todos han vivido -con mucho dolor- la experiencia de perder a sus parejas, a sus hijos, sus familias, sus amigos, sus relaciones sociales.
Compartimos en ese grupo un proyecto común: hacer un blog que sirva, a ellos, para romper el silencio, para expresar sus sentimientos y vivencias, para contar su verdad. Y, a quienes no hemos vivido nunca en la calle, nos sirva para entender lo que sienten esas personas sin hogar con las que nos cruzamos y a las que, a menudo, hurtamos la mirada -haciéndoles invisibles- o les dedicamos una mirada de asco, de desprecio, o de compasión paternalista, desde la altura y la suficiencia de nuestra falsa superioridad.
No es una tarea fácil hacer colectivamente ese blog.
Está, en primer lugar, la cuestión difícil de decidir de qué queremos escribir, qué experiencias, qué emociones, qué pensamientos… queremos compartir.
Luego, está la tarea de ordenar las ideas, que si no es fácil para cualquier persona, es más difícil todavía para quienes han castigado duramente sus neuronas y se han asomado a menudo al precipicio de la depresión, la desesperación, la locura…
La cabeza da vueltas y las ideas se cruzan y confunden.
Y, para rematar la faena, queda la misión imposible de escribir, de traducir en palabras, en frases con sentido, aquellas ideas que hemos conseguido rescatar del tiovivo de nuestra mente.
No tenemos práctica de pensar, y mucho menos de escribir lo que pensamos. Y, además, estos hombres, en su mayoría, tampoco frecuentaron la escuela.
Por si todo eso no fuera suficiente, están las “tecnologias de los guevos”, que se suman a la carrera de obstáculos.
Y todo eso, mientras trabajamos en equipo, y aprendemos a escuchar -y respetar y valorar- las voces de los otros y aprendemos a apoyarnos mutuamente (el que escribe con mayor facilidad, el que se maneja con las tecnologías, el que saca fotos…).
No se cuanto durará nuestro proyecto, ni cual será la huella que dejará en estos hombres, en qué medida les ayudará a reconstruir los vínculos con esta sociedad que les echó a la calle un día.
Si se lo que significa para mi, cuanto aprendo de ellos cada tarde que compartimos, todo lo que me regalan sus voces generosas.
Quiero invitaros a que conozcáis ese blog, y, sobre todo, a que dejéis allí vuestros comentarios. Son muy importantes para esos amigos: son la prueba de que alguien les escucha y da valor a sus historias, a sus personas, desvelando la invisibilidad que les rodea.
About these ads
No comments yet

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

473 harpidedun

%d bloggers like this: